Un día que se dividió en dos


Por Yisell RODRÍGUEZ MILÁN

Se acerca un jornada feliz para buena parte de la población cubana: los homosexuales y los campesinos. Es la aproximación de un día dividido, al menos en Cuba, en dos celebraciones aparentemente contrapuestas.

Durante esas 24 horas, los gays celebran que su orientación  sexual hace 22 años fuera eliminada de la lista de enfermedades mentales de la OMS,  mientras los campesinos festejan que hace más de medio siglo Fidel firmó en la Comandancia del Ejército Rebelde la Primera Leyde Reforma Agraria.

Pero hace ya algunos años, en ciertas regiones cubanas,  los debates del 17 de mayo trascienden las fronteras de los discursos históricos y los disparos orales contra quienes injurian a los homosexuales porque la coincidencia de fechas reta “al duro” las viejas ideas y herencias machistas de nuestra sociedad.

Sigue leyendo