Fucking mosquito


Lo bueno de tener un blog es que puedes escribir las palabras, buenas o malas, en el idioma que elijas. Yo, por hoy, me quedo con el inglés, pero sólo porque es por culpa de los yanquis que desde mitad del 2011 los fumigadores insistan en no dejarme dormir las mañanas a causa del mosquito, el maldito mosquito.

Ese es un bichito pequeño y jodedor más propio de un pantano que de una urbe que se respete. Pero ahí lo tenemos, insistente, ingresando a algunos, amenazando a otros con picotazos o multas y no dejando dormir a los otros, como a mí.

Fucking mosquito, te odio: desaparece.

Anuncios