Debaten en Guantánamo los retos de la UPEC


Por Yisell RODRÍGUEZ MILÁN

Foto: Leonel ESCALONA FURONES

La Asamblea Provincial de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) en Guantánamo apostó este lunes por la necesidad de un mayor profesionalismo revertido en la calidad de los trabajos, el aprovechamiento de las tecnologías digitales, más organización de las delegaciones de base y exigencia a los reporteros así como por el aumento de la atención a sus dificultades.

Durante el encuentro, José Llamos Camejo, presidente de la organización en el territorio, expuso los principales logros del 2011 entre los que se cuentan la ejecución de 85 acciones de superación, obtención de 28 premios a diferentes niveles, mejor trabajo de las comisiones de calidad, incremento de la participación en las redes sociales y un tratamiento sistemático a la situación de los cinco antiterroristas cubanos todavía en Estados Unidos.

Mientras Tubal Páez Hernández, máxima autoridad nacional de la UPEC que junto a otros miembros del ejecutivo dirigió la asamblea, en medio del debate elogió la labor del colectivo La Voz del Sol, emisora de Maisí, centro que forma parte de los 46 medios radiales que en toda Cuba carecen de graduados de periodismo y aún así se autopreparan con voluntad y sentido común.

Además llamó a salirse del lenguaje tecnocrático que no comunica, defender nuestra identidad desde la prensa y alcanzar los objetivos enfatizados durante la Primera Conferencia Nacional del Partido para perfeccionar y elevar continuamente la efectividad de los mensajes.

Luis Antonio Torres Iríbar, Primer Secretario del Partido en Guantánamo, quien también presidió el encuentro, aconsejó a los presentes convertir su tarea en pasión y compromiso para de esa forma ayudar al pueblo a salir adelante como hasta ahora han hecho: alertando sobre desviaciones y siempre con la verdad.

También en la reunión se expusieron las opiniones de los 112 afiliados en las siete delegaciones de base de la provincia con respecto a la UPEC que desean los miembros guantanameros.

Y entre los planteamientos fundamentales figuraron rehuir de la especialización para alejarse de los vínculos antiéticos con las fuentes de información y ganar en integralidad, la necesidad de que la organización funcione más como representante y menos como mediador, criterios más selectivos a la hora de elegir quienes la integrarán, aunque  se evidenciaron divergencias de criterios en cuanto a si la misma debe abandonar o no sus atribuciones administrativas.

Anuncios