A despecho…


A despecho…

Son las 7:42 de la noche, mi madre está en la escuela y mientras caliento el agua de bañarme escribo… escribo para ver si sale de mi garganta el trozo de poesía, sentimiento y rabia que se me quedó trabado ayer.

Anuncios