24 Horas en la Editora Venceremos


Esta es la historia del semanario Venceremos a través de su gente, o lo que es lo mismo la crónica fresca y alegre del medio de prensa más juvenil y activo de la provincia, un sitio donde abundan las mujeres hermosas, los hombres apuestos y las ansias de superación y de buenas comidas. A todos los que allí pasan las horas, a los que se alocan entre planas, correcciones y noticias de última hora,  especialmente los jueves, ahí les va este pequeño homenaje en el Día de la Prensa Cubana.

Yo creo que ese pequeño todavía no tiene edad para ser reportero pero como llama a cada rato a la redacción a la caza de su mamá y no encontré otra foto de la más destacada del 2011, aquí la tienen.

Este es el departamento web, acá están día tras día Esland, Oma, Cantalapiedra y últimamente se mudó para allá la distinguidísima Arianni que veremos en la última de estas fotos en una posición para nada incómoda. Aquí casi siempre se dispara un dulcecito cacero, unos caramelitos, una ametralladora de chistes electrónicos, o algún cable (caso que también puede suceder, especialmente cuando Esland no está)

Y la Oma, les cuento que hoy sedujo, inocentemente, a un chofer de guagua que no quería dejarnos en las cercanías del semanario. Pero cuando la intrépida editora del sitio web en inglés del periódico le dijo que hoy era el día del periodista, el hombre entusiasmado y convencido la miró de arriba abajo y dijo: Y a mí me gustan las noticias. Con lo cual, felices, este 14 de marzo al menos tres reporteras y un fotógrafo nos ahorramos una caminata.

Quien los ve no dice que están trabajando, y efectivamente no lo estamos, pero la foto es testigo de lo bien llevados que somos aún fuera de las fronteras periodísticas y aunque Yisell deteste el deporte, Lianet lo ame, Adriel nunca esté conforme con los equipos que adora la más deportiva, Yaneysi ni se meta en el lío aunque siempre ría y de Esland no sé las opiniones porque nunca lo he oido hablar del temita.

Victor Hugo, echando a volar las palabras en una de las reuniones que tanto le apasionan. Y yo saco la cuenta, porque si lleva más de 30 años de graduado, y por cada año se hacían antes (y ahora) no menos de 100 reuniones, a cuántas habrá  ido?????

Yo espero que Marelis esté bien protegida porque dicen que el Maco, es medio brujillo.

Este no es un departamento tranquilo, no hay computadoras ni aires acondicionados pero siempre está repleto de gente riendo y disfrutando del casi medio siglo de trabajo que llevan juntos.

Y qué hace Arianni en un caballo? Será que es una forma moderna de practicar el periodismo?

A todos mis colegas, felicidades hoy.

Anuncios