El jueves: Cuando hasta las paredes se convierten en PDF


Por Yisell RODRÍGUEZ MILÁN

Fotos: Leonel ESCALONA F. y Lorenzo CRESPO S.

Hoy es jueves, día de cierre del semanario Venceremos. La primera vez que le comenté sobre este hecho a alguien ajeno al medio periodístico, me preguntó si el periódico no saldría más. Tuve que explicar.

Los jueves son los días por excelencia del correcorre y los apuros periodísticos, las peores 24 horas para planificar una cita o pensar con detenimiento en cualquier cosa. Son estas las jornadas de las noticias y/ informaciones de última hora, de las “revisaderas” de planas que se imprimen una y otra vez hasta quedar casi perfectas (según nosotros mismos) y  “el gran momento” de correctores y diseñadores.

Pero últimamente, además, se han transformado en el único momento de la semana en que algunos periodistas se marchan de allí cuando hasta las paredes, ventanas, y pasillos de la Editora han sido convertidos en PDF. Lo cual es un decir, por supuesto.

Sin embrago, lo digo porque la ausencia de un fragmento del timón de semanario, ha obligado a los reporteros a asumir otros roles y ha convertido a su jefa en una suerte de multicargos maravillosa que asume desde el señalamiento crítico de lo que está mal o puede estar mejor en los trabajos hasta la lectura más de una decena de veces de cada investigación periodística en búqueda de aquellos detalles que otros ojos de la cadena de mando quizás pudieran ver mejor.

Lo bueno de la situación es que con la “locura” de los últimos jueves el colectivo ha afianzado su funcionamiento. De esa manera, cuando ya creemos que los ojos de uno no dan para más, aparecen otros brindándose y dando apoyo contra la ceguera. Esa es una buena manera de trabajar o no?… y ya por hoy que tengo sueño, y es jueves.

 

Anuncios