Desde 1959 ¿disminuyeron los nacimientos?


Texto y fotos: Yisell RODRÍGUEZ MILÁN

Hermede Velázquez Asín nació en 1931 y cuando triunfó la Revolución, en el año 1959, ya tenía 14 hijos. Su esposo, Arsenio Milán Asín –por si las dudas su primo- le aportó al matrimonio otros tres infantes nacidos de su infidelidad. Hoy la cifra total de descendientes (contando los hijos “extras”) asciende a 37 nietos y alrededor de 25 bisnietos. Esa es mi familia.

Pero la abuela Hermede, que en agosto pasado cumplió 81 años, afirma a rajatabla que ella nunca debió parir tanto.

–       “Menos que la Revolución acabó con eso, educó a los guajiros, repartió condones… Te lo digo porque no hay cuerpo que aguante sano toda la vida con tantos críos”, dice.

El abuelo, por el contrario, siempre calló al respecto. Con él eso de que la mujer estuviera en casa, siempre preñada y siempre tranquila, estaba bien.

Su crianza en las costumbres del macho-varón-masculino, hábil en el trabajo duro del campo, buscador de carne para las comidas, jugador de gallos y tomador de rones, nunca lo motivó a pensar ni por un fugaz segundo en una esposa con poca descendencia y demasiadas libertades.

Por aquel entonces, digo cuando comenzó a crecer el familión, la pareja vivía en un intrincado rincón, conocido como Palma Mocha, del municipio Niceto Pérez, en Guantánamo.

No muy diferente fue la historia con la familia paterna. Aunque esta, lejos de formarse a pocos kilómetros del territorio cabecera, vino surgir en el montañoso Maisí, municipio fértil en plantaciones de café y malanga pero -en esa época- prácticamente desconocedor de lo que significan las palabras: guagua, bar,  restaurante o televisor.

Según mi padre, cuando él era un muchacho, apenas triunfada la Revolución, todo el poblado de Chafarina que era donde vivía, disfrutaba de un único televisor y algunas madres, entre la mucha ignorancia y la fertilidad inextinguible de sus vientres, nombraron a sus hijos Condón.

Bromas, o verdades aparte, el caso es que esta parte de mi familia tampoco quedó libre de los excesos en materia de retoños.

Hilda y Melchor, mis abuelos, engendraron nueve hijos. El abuelo, cumpliendo con la “costumbre” de sus tiempos, aportó dos extras al matrimonio. Al final, la cuenta arrojó: 20 nietos y, creo, 18 bisnietos.

Quizás por estas razones, puramente genealógicas y porque mis primos –en total 57- casi todos posean dos y tres hijos, es que aún se me hace difícil pensar en la población cubana como vieja, anciana, gastada…

Sin embargo, las cifras hablan. La isla enfrenta el envejecimiento más dramático en América Latina y el fenómeno se agudiza justamente cuando tiene lugar el proceso de su “actualización del modelo económico”.

Según Cubadebate, publicación digital cubana, el problema tiene sus raíces en algunos de los éxitos más importantes de la Revolución, como un sistema universal de salud que aumentó la esperanza de vida, de 69 años en la década del 60 a 78 años en la actualidad. Además, el aborto es legal y se estima que al menos la mitad de los embarazos se interrumpen. Como en todo el mundo, el acceso de las mujeres a la educación superior conlleva una baja en la tasa de natalidad. Las cubanas tienen en promedio 1,5 hijos, una tasa inferior a la de reemplazo poblacional.

Que los jóvenes sean los que más inmigren no aligera el problema.

“El envejecimiento de la población se viene apuntando como el mayor problema demográfico desde los 90″, dijo  Alberta Durán, investigadora retirada del Centro de Investigaciones Sicológicas y Sociológicas, quien destaca como factor de importancia  la salida del país de mujeres en edad reproductiva.

En 2011, el 17% de la población -dos millones de personas de un total de 11 millones- eran mayores de 60 años, según la Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba. Es casi el doble del promedio de la región, del 9%. Y está claro que la tendencia va en aumento: se prevé que para el 2035 los ancianos mayores de 60 años sean unos 3,6 millones, un tercio de la población.

¿Que será de nosotros -me pregunto- en el 2025?

Más información en:

http://albertomuller.net/noticias/alarmante-envejecimiento-de-poblacion-cubana/

http://www.radioangulo.cu/noticias/salud/16339-poblacion-cubano-envejece-de-manera-acelerada.html

Anuncios