Publica Guantánamo suplemento especial del periódico Venceremos para informar en las montañas


Con el propósito de informar sobre el paso del huracán Sandy por Guantánamo fundamentalmente en zonas montañosas con afectaciones de fluido eléctrico, el Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba emitió un suplemento especial del periódico Venceremos, su órgano de prensa, que circula desde el sábado.

Impreso en el Poligráfico Juan Marinello, el boletín de cuatro páginas contiene las principales afectaciones dejadas por el ciclón en el territorio, las peculiaridades de la situación eléctrica, las primeras acciones de recuperación, las medidas sanitarias orientadas por los especialistas de Salud Pública, y numerosas fotografías.

Más de 10 mil ejemplares fueron distribuidos, primero, en los municipios de El Salvador, Niceto Pérez, Manuel Tames y Caimanera, los más golpeados por el ciclón, y después, en los seis restantes. Se usó para su repartición en las serranías camiones, mulos, caballos e incluso mensajeros a pie.

Un equipo de Venceremos recorrió las lomas y estuvo en uno de los muchísimos momentos de entrega de los ejemplares que tuvo lugar entre las montañas. La gente se acercaba al repartidor como abejas a un enjambre: era la atracción de conocer la noticia, de saber lo que días y días de apagón los habían obligado a desconocer.

Redis Ramírez Martínez, fue uno de los pobladores que recibió el suplemento allá en el Consejo Popular de Costa Rica, de El Salvador, donde la fuerza del vendaval derribó la mayoría de los postes eléctricos y hoy, como consecuencia, todavía no hay electricidad.

“Lo que yo sé sobre el ciclón lo supe por aquí. Este periodiquito está bueno, tiene por donde entró el huracán, de cuanto eran los vientos, y hasta me enteré de lo que hizo en otras partes. Aquí, sin televisión ni radio, uno no tenía forma de enterarse de las cosas”.

Otro joven, vestido con ropas de puro trabajo, nos contó que él es de la comunidad de Santa Rita, que llevaba tres días incomunicada por los corrimientos de tierra.

Se llama Reynel Loy Peña, y dice que cuando llegó a la cabecera del poblado enseguida se topó con el boletín: “Ahora me lo llevo para la casa, para que la familia y los vecinos lo vean y sepan lo que hay que hacer con el agua y la comida porque el río se ensució y todo está enfangado”.

Otras medidas para informar al pueblo sin electricidad fueron tomadas por los Consejos de Defensa en las localidades más afectadas: donde se activó un grupo electrógeno también echaron a andar alguna radio base y pusieron un televisor para la población, y donde no pues se valieron de los radioaficionados, de los altoparlantes y… por supuesto, del boletín.

Anuncios