Aquel 24 de febrero en Guantánamo


Por Adriel Bosch Cascaret

Guantánamo (Redacción Digital Venceremos) -El 24 de febrero no fue un día más de aquel año1895 en Cuba, nuevamente los patriotas que ansiaban conquistar la libertad de su tierra, empuñaban las armas para salir a enfrentar al yugo colonial español.

Gestada desde el exilio por José Martí, la Guerra Necesaria continuó el sendero combativo y nacionalista iniciado por Carlos Manuel de Céspedes y sus esclavos el 10 de octubre de 1868.

En varias regiones del país al unísono estalló la nueva contienda, y a diferencia de la precedente, encontró a la región de Guantánamo en condiciones muy diferentes, pues el sentimiento revolucionario había madurado y eso hizo que la orden de alzamiento fuera recibida con fervor por muchos hombres y mujeres.

El Teniente Coronel Pedro Agustín Pérez, que desde 1893 vivía en la clandestinidad, refugiado en la finca la Confianza, de su amigo y colaborador Luciano Peguero y su esposa Caridad Jacas, fue el hombre escogido por Martí para dirigir las acciones en el extremo oriental cubano.

El 17 de febrero a través de los enviados de Guillermón Moncada, Pedro A. Pérez recibe la orden de lucha para el día 24, y de inmediato ordena sus jefes locales pronunciarse en armas en esa fecha.

Ya el 24, los hermanos Tudela García asaltan y toman el fuerte San Nicolás (Morrillo Chico) en Hatibonico; Enrique Brook y Pedro Ramos se alzan en el ingenio Santa Cecilia, algo similar a lo que hicieron Evaristo Lugo y Prudencio Martínez en la zona de San Andrés del Vínculo. También hubo accionar en Baitiquirí, en Yarey (hoy municipio Manuel Tames) y en Tiguabos.

En la tarde de esa jornada, Pedro A. Pérez (Periquito) junto a varios de estos revolucionarios se reúnen en La Confianza, y dan allí el grito de independencia, jurando ante la bandera cubana hacerle la guerra a España y salir desde ese momento a la manigua redentora.

A solicitud de Emilio Giró se levanta un acta como constancia del trascendental momento, único documento redactado en todo el territorio nacional por los patriotas que iniciaban la lucha.

Al día siguiente como continuidad, Periquito Pérez ataca Sabana de Cobas y toma el fuerte de la Costa, y Enrique Brooks tirotea el cuartel de la Guardia Civil en Guantánamo.

De esa forma, el extremo oriental respondía a la indicación de Martí y Antonio Maceo de lograr levantamientos simultáneos, y se consolidaba como retaguardia segura para el proceso independentista, como lo demostró la posterior llegada por estas tierras de los principales líderes de la Guerra Necesaria.

Hoy, cuando se cumplen 108 años de aquel hecho histórico, guantanameros y guantanameras continúan luchando por la Revolución, pero no por lograrla, pues ya la tiene desde el Primero de enero de 1959 cuando triunfaron los barbudos y el pueblo, sino por perfeccionarla y engrandecerla en el camino socialista tomado en post de la justicia social.

Anuncios