Al Sur


El Sur es la zona de Guantánamo higiénicamente más complicada y delincuentísticamente más conflictiva. En esa parte de la ciudad hay más baches que en ninguna otra, más calles sin asfalto y menos transporte. Tampoco habían muchas instalaciones comerciales hasta que, el pasado sábado, las autoridades de la provincia más oriental de Cuba inauguraron allí un Súper mercado que, quizás, elimine la venta ilegal de alimentos en ese Consejo Popular y que, eso sí está comprobado, acerca a los pobladores a un montón de ofertas gastronómicas a las cuales accedían solo si se trasladaban al centro o al norte de la urbe.

El local, remodelado por la Empresa de Servicios Especiales en solo 24 días por muy raro que eso parezca, está en la calle Ahogados y el 10 sur. Antes allí había uno de esos viejos y ya destartalados supermercados de la década de los 80. En esa época, y hasta no hace muchos años, servió como tienda de víveres y carnicería. Se invirtieron en su reparación unos 205 mil pesos cubanos.

El General de División Onelio Aguilera Bermúdez, jefe del Ejército Oriental, reconoció la labor realizada por los trabajadores de la Empresa de Servicios Especiales en la construcción del Complejo Comercial Ahogados y 10 Sur

Ese día, el domingo quiero decir, yo visité por casualidad a mis familiares, casi todos concentrados en esa área de la ciudad, y los encontré hablando de la nueva opción. De más está decir que, sin mucho esfuerzo persuasivo, me arrastraron hacia la instalación “para mirar, no para comprar” me alertaron antes de salir de la casa.

Y llegamos y encontramos un minicomplejo bonito, barato y bien surtido. Tiene una panadería especial, un mercado ideal y un restaurante… las tres cosas en uno solo. Y había de todo.

Una señora allí mismo me comentó que el; susodicho mercado no fue la única instalación inaugurada ese día. También el barrio de Ho Chi Minh, allí mismo en el Sur, se ubicó una de las llamadas Carpas gastronómicas, un elegante restaurante con capacidad para 36 comensales, una cafetería que labora 24 horas, y otro  mercado en  el que se pueden comprar alimentos, productos industriales, de aseo, entre otros.

Diversas propuestas culturales primarán en esta azotea, ahora anexo del Restaurante 1870.

 

Anuncios