Manifiesto de Liberación Masculina


Del blog Letra Joven

(Tomado de Walter Rizo, Intimidades masculinas, Bogotá, Colombia, 1998).

Los hombres tenemos derecho:

  1. A sentir miedo.
  2. A ser débiles y a pedir ayuda cuando así lo consideremos.
  3. A ser inútiles, a cometer errores y a no saber que hacer.
  4. A fracasar económicamente, a ser pobres y a experimentar el ocio intensa y vitalmente.
  5. A vivir en paz, a negarnos a la agresión, a la guerra y a todo tipo de violencia interna y externa.
  6. A emocionarnos y a expresar nuestros sentimientos positivos, ya sea física o verbalmente.
  7. A estar más tiempo en familia y a participar en la crianza de nuestras hijas e hijos.
  8. A comunicarnos afectivamente con los demás hombres y a fomentar la amistad masculina sin rivalizar si competir.
  9. A disfrutar del sexo sin ser adictos sexuales.
  10. A fallar como reproductores y a no transmitir el apellido.
  11. A una sexualidad más afectiva y amorosa.
  12. A no humillarnos en la conquista.

A este post le comenté:

Las mujeres tenemos derecho a:
1- A vestir como hombres, andar como hombres, y no ser consideradas marimachas u homosexuales.
2- A mandar, no sólo en casa, y hacerlo sin que pesen sobre nuestros hombros, en contra de esta forma de ejercer el poder, los conceptos machistas que proclaman como obstáculos el ser muy feminina, o madre, o esposa, o delgada, o gorda, o fea, o bonita, o rubia, o negra, o alta, o bajita.
3- A llevar el cabello rubio, sin ser considerada tonta.
4- A emitir criterios de cualquier índole sin que se nos llame ingenuas.
5- A usar ropa “petróleo”, shores cortos, botines, etc… sin que se nos tilde de jineteras.
5- A llorar frente a las películas románticas y a ver culebrones sin que nos anden molestando para calentar agua o cocinar.
6- A tener tantos amantes, queridos y amigos complacientes como nos de la gana.
7- A emborracharnos tras salir del trabajo y que el marido se ocupe de los hijos.
8- A no cocinar ni lavar ni limpiar ni hacer ninguna de las otras tareas conocidas como “propias de la mujer”.
9- A una sexualidad más intensa y agresiva.
10 – A no sentir que conquistar es una humillación.
Y a un montón de cosas más que te pondría pero se me acabó (gracias a Dios) la guardia en el periódico.

Anuncios