Para evitarse el “Doctor, quiero saber la verdad” o una aplicación que da poder a l@s ciudadan@s enferm@s


La semana pasada defendió su tesis mi primo Jorge Martínez Rodríguez en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI). Su investigación, de la cual ni con una máquina del tiempo podría recordar el título y de la que pensé que no entendería nada, resultó súper interesante.

Se trataba de un estudio, con su aplicación desarrollada (porque para algo son informáticos ¿no?), para darle mayor acceso a su historia clínica a los y las ciudan@s enferm@s de este país.

“Una cosa loca”, me dije apenas comenzó a decir las primeras palabras y no habían pasado 10 minutos de exposición y ya me había convencido de la necesidad real de que algún día, en algún momento, con alguna ayuda y mucha volunta política se desarrollara su “componente para el registro de consentimientos de acceso del personal médico a la información de los pacientes” (según pude leer en una de las diapositivas de su power point).

Ahora me arrepiento de no haber copiado, como mínimo, el PDF de la tesis.

Anuncios